Cartas y artículos de Educación

Blog PIDE

El Periódico Extremadura

"El 'paripe' como accion sindical"

15/07/2019 Alfredo Aranda Platero
Vicepresidente del Sindicato PIDE

Los profesores de enseñanzas medias mayores de 55 años no podrán reducir su jornada lectiva el curso que viene, salvo que los centros puedan llevarlo a cabo sin aumentar las plantillas; lo que, en la práctica, es casi imposible.

La decisión, unilateral por parte de la Administración, incumple el acuerdo alcanzado con los sindicatos. Ahora, determinados sindicatos (el que dice defender a los obreros, el que asegura que une a los trabajadores y el que sostiene que es independiente), conformado ya el tripartito sindical excluyente, hacen el paripé convocando, el día del Claustro final del pasado curso, una concentración que fue un simple «brindis al sol» y, además, en los centros en los que pudieron, se hicieron una foto grupal con el Claustro para intentar aparentar una acción sindical inexistente.

Los sindicatos tradicionales, entregados al fingimiento y a la ficción sindical, buscan la absolución de los funcionarios ante su falta de eficacia. Debe ser muy difícil compaginar la docilidad interesada de los viejos sindicatos con la defensa de los trabajadores.

De nada vale ahora que los sindicatos tradicionales quieran hacer concentraciones en verano, fotografías con camisetas reivindicativas o declaraciones lamentándose de lo que ellos mismos son corresponsables. Todas estas acciones sindicales están diseñadas para aparentar que hacen algo y descargar su culpa; al final, siempre consienten porque, en realidad, el tripartito sindical es un cinturón de protección para la Administración.

Nos son capaces de hacer cumplir a la Administración de turno los acuerdos firmados en el ámbito de los sindicatos de clase. La torpeza de los sindicatos tradicionales está en la base del problema, dado que habría sido necesario que estos exigieran a la Consejería correspondiente la pertinente memoria económica para la aplicación de la medida; pero andaban con prisa porque el actual gobierno y los sindicatos tradicionales tenían elecciones en sus correspondientes ámbitos, y este logro –después malogrado– les venía de perlas para dirigir la atención de los votantes hacia sus siglas.

Los funcionarios docentes están discriminados frente al resto de los funcionarios de la Junta de Extremadura. Mientras en el resto de los sectores de la Administración autonómica tienen reconocida, por ejemplo, la carrera profesional, los docentes ni siquiera han podido negociar nada al respecto al negarse la Consejería de Educación a cumplir los compromisos de la Mesa General.

La Junta de Extremadura está aún a tiempo de autorizar las partidas presupuestarias necesarias para planificar el aumento de plantilla funcional y poder llevar a cabo el acuerdo adquirido de reducción horaria de mayores de 55 años que se firmó antes de las elecciones de mayo, de lo contrario el mensaje que está mandando a la ciudadanía es que hay dinero para todo, menos para la educación pública.